La Muerte, una Gran Aventura (recopilación de los libros de El Tibetano)

Es a través de catorce proposiciones iniciales, desarrolladas luego en sendos capítulos, que se elucida este acontecimiento inherente a la naturaleza de la forma. El temor a la muerte no es más que la identificación con la forma, la conciencia del Alma es un eterno presente; desde esta perspectiva es a partir de donde podemos encarar la muerte como una aventura para la cual debemos prepararnos. Así podremos afirmar: «Resurrección es la nota clave de la naturaleza, pero no la muerte. La muerte es la antecámara de la resurrección».